CICR desmiente a RECOPE sobre precio de búnker

CICR desmiente a RECOPE sobre precio de búnker

La Cámara de Industrias de Costa Rica desmintió una publicación en redes sociales de la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE) respecto del precio del búnker. Los industriales señalaron que el búnker es 17% más caro en Costa Rica si se compara con el precio de Guatemala.
Carlos Montenegro, Subdirector Ejecutivo de la CICR explicó, que si se comparan los precios del búnker tomando como referencia las facturas de dos empresas hermanas, una en Costa Rica y otra en Guatemala, se puede observar que el precio es significativamente más caro en nuestro país.
“Tomemos como ejemplo el caso de VICESA. Una factura de compra del mes de setiembre de 2019 en Guatemala de su planta hermana VIGUA, tiene un precio por galón de $1,436 puesto en la fábrica. Si se compara con la factura de RECOPE de Costa Rica del mes de setiembre, precio plantel más transporte, para comparar papas con papas y chayotes con chayotes, resulta en $1,682, datos que reflejan que el precio del búnker en Costa Rica fue de un 17% más caro que en Guatemala”, indicó Montenegro.
Montenegro señaló además que los costos de la energía y combustibles están incidiendo en las decisiones de negocio de las empresas, que han tenido que reducir sus costos, lo cual incide directamente en el desempleo en el país, como fue el caso de Vicesa don 254 trabajadores se quedaron sin empleo la semana anterior.
“La comparación que hace RECOPE difiere, porque ellos presentaron una comparación estadística promedio sin considerar costo del transporte. Lo que RECOPE está haciendo es ocultar una realidad que pese a los esfuerzos del gobierno, es una sola: el costo de un monopolio en Costa Rica termina pasando la factura a los consumidores”, agregó Montenegro.
Los industriales también explicaron otros factores que inciden en la diferencia de precios. En Guatemala, donde no existe un monopolio en materia de combustibles, se da la libre competencia y comercio entre las partes, por lo que una gran parte de consumidores y empresas pueden negociar precio, y le resulta un precio más barato que en Costa Rica.
Adicionalmente, en un mercado abierto como Guatemala, el proveedor brinda hasta 120 días de crédito según contrato, mientras que en Costa Rica, se tiene que pagar por adelantado. Si el costo financiero se le suma a los costos, la diferencia en el costo es aún mayor.
“La Cámara de Industrias de Costa Rica, seguirá insistiendo para que se logren mejoras en los costos de la energía y demás costos que afectan el clima de negocios en el país para que la industria siga operando y contribuyendo a la generación de empleo y desarrollo del país”, finalizó Montenegro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *