CICR: los costarricenses no pueden, ni tienen que financiar pensiones de lujo de Magistrados ni de nadie

CICR: los costarricenses no pueden, ni tienen que financiar pensiones de lujo de Magistrados ni de nadie

La Cámara de Industrias de Costa Rica manifestó que es altamente inconveniente el criterio emanado de la Corte Plena sobre los proyectos de ley que proponen recortes a las pensiones de lujo de varios regímenes, incluyendo el suyo, mediante contribuciones solidarias.
Los industriales explicaron que en gran medida, las pensiones de los señores Magistrados se financian con los impuestos que pagan los costarricenses para el bien común. “El bien común no es el financiamiento de privilegios o de pensiones de lujo” señaló Enrique Egloff, Presidente de la CICR.
“Parece que algunos olvidan la lógica de quienes apoyamos la Reforma Fiscal, en el sentido de que estuvimos de acuerdo con cambios en los impuestos para generar más ingresos, pero en el entendido de que viene aparejado con límites importantes al crecimiento del gasto público, incluyendo las pensiones de lujo”, agregó Egloff.
Los industriales explicaron que esa actitud poco patriótica de los Magistrados no es acorde con el cumplimiento de sus deberes. “Nos preguntamos cómo se da este acuerdo de los Magistrados si más bien ellos están llamados a velar por el bien común; los impuestos nunca son del Estado, sino que le pertenecen a los costarricenses”, se cuestionó Egloff.
Por su parte, los industriales exhortaron a los diputados y diputadas para que aprueben los proyectos de ley que recorten esas pensiones.
“Aunque sabemos que el Poder Judicial pertenece a un régimen diferente de pensiones, no podemos ver con buenos ojos que mientras la pensión máxima del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte de la CCSS es de entre 1,6 y 1,7 millones de colones, haya pensiones del Poder Judicial que superan los diez millones de colones, lo que nos resulta inmoral para con los costarricenses, que en gran medida, junto a las empresas, es quien las financia”, concluyó Egloff.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *